Vulvasapiens | GINECOLOGÍA AUTOGESTIVA
17708
page-template-default,page,page-id-17708,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

En cuanto a la definición y origen, suele convenirse que la ginecología autogestiva, o self help como la llama Leonor Taboada en su manual introductorio (disponible en nuestra biblioteca digital), tiene su origen en los vertiginosos años setenta. Su principal nutriente fue el feminismo de aquella época que centró su atención en la dimensión política del cuerpo y en las distintas técnicas disciplinarias y de dominación que se ejercen sobre él, incluido el discurso y la práctica médica. Si hurgamos un poco encontraremos que en otros momentos de la historia han existido grupos de mujeres que comparten información y conocimiento sobre el cuerpo, la sexualidad o el nacimiento y el parto, entre otros temas; sin embargo, el movimiento del autoconocimiento al que nosotras nos remitimos es aquel que reconoce su origen en el intenso intercambio ocurrido tras la publicación del Boston women´s health book collective (mejor conocido como Nuestros cuerpos, nuestras vidas. Encuentras una de las ediciones en nuestra biblioteca digital).

Hablar de ginecología autogestiva -nombre que preferimos en lugar de self help, que también es traducido como “autoayuda” y tiene otra connotación- implica hablar de un movimiento político y pedagógico que, entre otras cosas, hace hincapié en la importancia del autoconocimiento a través de estrategias variadas, como podrían ser la observación del ciclo menstrual, de la fertilidad, del funcionamiento y uso de los anticonceptivos, entre otras prácticas. El extremo de la madeja, señalado en casi todos los manuales disponibles, implica voltear a mirarse la vulva, tomar un espéculo y recorrer los intersticios que no conocemos y que culturalmente nos han sido vedados a lo largo de la historia. Pero ése es apenas el inicio del recorrido.

Si te interesa poner tu vulva y todo tu cuerpo en tus manos, date una vuelta por los materiales que ponemos a tu disposición. Empieza por donde más se te antoje, no hay caminos únicos ni se trata de procesos lineales.

Nos descubriste, somos nerds. Si quieres leer y profundizar junto con nosotras, visita con regularidad esta sección. Aquí compartiremos información sobre lo que estamos leyendo, así como referencias a los textos de cabecera que nos acompañan, interpelan, sacuden, en fin, toda la literatura que nos remueve las ideas.

En el Acervo digital encontrarás un montón de materiales interesantes que reforzaran tu práctica de gine autogestiva. Esta biblioteca se enriquece constantemente con los hallazgos que encontramos nosotras y con las aportaciones de Gynepunk Lab.

Tal cual, las guías que vamos produciendo para darte pistas y tips.

El autocoñocimiento empieza por conocer y reconocer la diversidad vulvar. En esta galería de vulvas puedes participar como visitante y, por supuesto, también como expositora.

Sí, selfies de tu cérvix (por eso les decimos cel-fies) para aprender más sobre cómo es tu anatomía, cómo se ve el cérvix en las distintas fases del ciclo menstrual, cómo luce cuando es saludable, cómo se ve cuando enferma. Puedes ver la galería y, por supuesto, puedes colaborar enviando tu propia foto.