Vulvasapiens | Autocuidado como acto político
18422
post-template-default,single,single-post,postid-18422,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Autocuidado como acto político

08 Mar Autocuidado como acto político

El autocuidado no es auto indulgencia, es auto preservación y un acto de batalla política

Audre Lorde

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, se ha lanzado una convocatoria mundial a parar. Inspiradas en la protesta islandesa “Un día sin mujeres”, colectivos de todo el mundo queremos visibilizar y señalar las condiciones de desigualdad y violencia que vivimos cotidianamente, queremos decir que sin nosotras este mundo no se mueve.

Las mujeres aprendemos a ser siempre para los demás, nuestros cuerpos son para la reproducción, crianza, cuidado y placer de los otros, ¿qué pasaría si un día decimos basta, no más trabajo, cuidados, crianza, contención, no más mi cuerpo para los demás? La economía mundial se vendría abajo y con ella el mundo como lo conocemos. Las cosas tendrían que cambiar, alguien tendría que hacer el trabajo que nosotras dejemos de hacer. De acuerdo con la OCDE, en México las mujeres pasan en promedio 280 minutos diarios de su tiempo en labores domésticas, mientras que los hombres dedican a ello sólo 75 minutos. Ese trabajo no reconocido, no pagado, es el que sostiene el 40% de la economía mundial, el que permite que los hombres dediquen su tiempo a descansar o a hacer cosas que les generen bienestar. Ese trabajo no reconocido ni pagado deja estragos en la salud de las mujeres, quienes sufren, por ejemplo, más desnutrición que los varones, siendo ellas quienes se encargan prioritariamente de cocinar y alimentar a los demás.

¿Qué pasaría si esos 280 minutos los dedicáramos al auto cuidado, a conocer nuestro cuerpo, a darnos placer?

Cuando hablamos del potencial revolucionario del autoconocimiento y el autocuidado no somos ingenuas, sabemos que encerrarse en un cuarto propio a mirarnos la vulva por una hora es un privilegio (como dice Erika Irusta, descansar es de ricas), pero queremos que deje de serlo. Audre Lorde, poeta, negra, lesbiana y feminista lo dijo muy bien: “cuidarme no es autoindulgencia, es auto preservación, es un acto de batalla política”.

En un mundo en el que se exige que seamos seres para los demás, ser para nosotras mismas es un acto político, pero nadie va a venir a darnos el tiempo para descansar, para autoexplorarnos y conocer nuestro ciclo, debemos luchar por él, tomarlo, ocuparlo.

Algunas de nosotras, gracias al trabajo y cuidados que recibimos de otras mujeres (nuestras madres o cuidadoras) tenemos ese privilegio, podemos disponer de un cuarto propio y de tiempo para nosotras, pero no es suficiente, necesitamos que sea posible para todas. Por eso hoy paramos, nos unimos a las mujeres de 57 países en la lucha por un mundo más igualitario en el que podamos vivir libres, sin miedo, sin violencia, con condiciones dignas de trabajo, en el que las labores domésticas sean distribuidas de manera justa. Por un mundo en el que todas podamos descansar, poner un espejo entre nuestras piernas, auto explorar nuestro cuerpo, conocernos y cuidarnos.

Desde Vulva Sapiens llamamos a sumarnos al 8 de marzo:

Señalemos y hagamos visibles las condiciones de desigualdad, explotación e injusticia que hacen que las mujeres trabajen más y reciban un menor reconocimiento y pago.

Unámonos al paro y a las acciones convocadas para conmemorar este día.

Reconozcamos y valoremos el trabajo que otras mujeres han hecho para que nosotras podamos estar en donde estamos.

Tejamos redes de apoyo, cooperación y cuidado mutuo.

Ocupemos tiempo para nosotras mismas y ayudemos a que otras puedan hacerlo.

Cuidemos de nosotras mismas, seamos nuestra prioridad.

* Ilustración Conrad Roset

2 Comments
  • María
    Posted at 15:55h, 13 March Reply

    ¡Genial escrito!

    No hay mejor punto de inflexión y acción que cultivar nuestro universo y convertirnos en nuestra prioridad.

    • Erika
      Posted at 18:17h, 13 March Reply

      Gracias por leer, María. Qué lindo tu blog! Un abrazo, Erika

Post A Comment